Más de pájaros

Una vez, cuando vivía en Estepona con mi hermana, vi un sapo al lado del portal. Era un domingo por la noche, y acababa de llegar de Madrid. Se lo conté a mi padre, que me dijo que tenía mucha suerte porque eso era como ver ¿qué te digo yo? ¡Un guepardo! No me convenció mucho. El domingo pasado me pareció ver una corneja negra en la avenida, casi debajo de casa. Se posó en el semáforo de la plaza del Caballo. Fue como si mi padre hubiera visto ¿qué te digo yo? ¡Un sapo!

El lunes, un carbonero picoteaba los restos de fruta en el níspero del jardín. Violeta y yo lo vimos bien atareado, de una rama a otra, sentadas junto a la charca.

El martes, camino del colegio, vi dos o tres grajillas entre el jardín de las bodegas de Williams & Humbert y la carretera.

Ayer había una curruca capirotada muy escandalosa en la glicinia de la ventana de la cocina. Eran las ocho de la mañana y allí estaba ella, chasqueando muy contenta. Cuando me acerqué se fue al ciprés, o quizá se escondió en la buganvilla. La seguía oyendo por encima de los demás pájaros. Leo en la página de la SEO que tiene un canto muy melodioso. Hum. Sigo leyendo: El reclamo es un insistente chec chec chec. Bueno, ahora ya sabemos en qué andaba la curruca desde tan temprano.

Hay una abubilla que frecuenta la avenida de la Cruz Roja. Suele estar bajo uno de los pocos pinos carrascos que quedan, en la parte de la acera que es de arenilla. Me gustan las abubillas. El primer día que nos enseñaron nuestro piso vi dos desde la ventana de nuestro cuarto. Estaban paseándose sobre el tejado de la biblioteca del Coloma. Con el horario que tienen es mucho más fácil pasearse por el tejado que entrar a coger un libro, desde luego.

*La de la foto de la cabecera es un pollo de grajilla con boqueras y todo. Me lo encontré hace tres años en el jardín de Villa Victorina, en González Byass. Toda su familia estuvo liándomela mientras duró la sesión fotográfica, que fue un rato.

Anuncios

3 thoughts on “Más de pájaros

  1. En el parque de al lado de casa en Madrid, viene todos los años un pájaro carpintero de los verdes con el pico rojo. El otro día lo vi con Mauro y Flavia a la salida del colegio y a ellos también les hizo mucha ilusión. Picotea en la hierba… quizás otro día lo veamos en el tronco de un árbol….

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s