Sólo escogen los que no pueden tenerlo todo

“Si yo hubiese sido un Beatle, me habría despedido a mí mismo.” Esta fue la conclusión de Lucas después de ver el documental de los Beatles. A diez minutos de que acabase, se estaba tapando las orejas con las manos. “Me van a estallar los oídos, mamá. ¿Por qué chillan tanto?” Y eso que se habían editado los gritos de las fans para que se pudiese oír la música.

Violeta estaba más interesada en la razón de tanto jaleo: “¿Y por qué gritaban más cuando movían la cabeza?”. Cuando le pregunté qué Beatle le gustaba más, me dijo “Ninguno”. Indagando un poco más descubrí que era porque tenían el pelo largo. Le señalé que al principio lo tenían corto y entonces me dijo “Al principio sí me gustaban”.

“¿Pero cuál te gustaba más?”, insistí.

“Todos igual”, contestó.

Y esto es lo que tienen en común los Beatles con los hermanos de Siete novias para siete hermanos: que a Violeta le parecen todos igual de bien.

¿Para qué escoger cuando no hay necesidad?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s