Pájaros de otoño

Esta mañana he visto un martín pescador. Es la segunda vez en mi vida. La primera fue hace unos días: un relámpago turquesa y naranja volando sobre el verde lechoso del lago. Hoy he adivinado más detalles; he intuido su ojo brillante, lo he visto esconderse entre los tarajes.

Una tarabilla agarrada a un carrizo, meciéndose suavemente con la brisa.

Descubrimos una curruca capirotada entre los arbustos de la orilla. Está muy atareada. Sale volando y la oímos alejarse, escandalosa y alegre.

Una estampa alegre: tres gorriones bañándose en el charco del aparcamiento, el que forman los aspersores bajo la araucaria.

Es imposible que un grupo de estorninos al atardecer no te alegre el día. Hay unos cuantos preparándose para la noche, apretándose en los huecos de una palmera, entre las ramas. Veo la cola de uno y la cabeza de otro, unos dátiles que se mueven… Oigo silbidos, gorjeos, algo que parece una llamada de teléfono… Arman más jaleo que mis hijos para irse a dormir.

*Descubro que también me es imposible escribir de pájaros sin alegrarme a cada párrafo. Véanse los tres últimos…

**La ilustración de arriba es de un cuadrito de Edith N. Walker que le regalaron a Violeta por su cumpleaños el año pasado.

Anuncios

2 thoughts on “Pájaros de otoño

  1. es relajante leer algo tuyo, después de un día…. como casi todos los días: agotador.
    Gracias, nunca te digo nada pero siempre te leo y te disfruto

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s