La gorriona

Hay una gorriona en mi balcón, picoteando la tierra de las macetas. Ha venido tres veces esta mañana. Simón vació media naranja, la rellenó con semillas y la colgó del toldo, pero la gorriona ni la mira. Va dando saltitos de los pensamientos a las adelfas, de las adelfas a la salvia, de la salvia a los lirios… Luego se posa en el suelo y mira hacia adentro con curiosidad.

*La imagen de la cabecera es del libro The Country Diary of an Edwardian Lady, que se publicó en 1977, 70 años después de que lo escribiese Edith Holden (1871–1920); fue todo un éxito. A mí me lo regaló Katarina, nuestra aupair sueca, pero entonces era demasiado pequeña (o burrancanita) para apreciarlo.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s