Es duro ser curruca

Hace unos días me acerqué al nido de las currucas capirotadas, a ver qué tal iba todo. Era su segundo nido, de la primera puesta de tres pollos solo sobrevivió un macho, los otros dos se ahogaron en el estanque de mi madre. Pues esto es lo que me encontré. No sé qué ha podido pasar. ¿Una bicha? ¿Un gato? La opción del gato parece más probable porque sospecho que la bicha no habría dejado ni rastro. En fin. Es duro ser curruca.

Captura de pantalla 2017-06-09 a la(s) 09.58.22

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s